La resolución de conflictos.

La resolución de conflictos: Aunque es en el Curso de Gestión de Conflictos donde veremos la metodología, si podemos comentar que existen algunas fases por las que será conveniente transitar:

Agenda

Agenda de los puntos a tratar. Un primer aspecto será realizar un listado de los puntos que trataremos en la reunión de negociación del conflicto. La realización de este listado, aclarará el progreso de la reunión, los puntos a tratar, y además al escribir los puntos reducirá la tensión emocional sobre cada punto que quedamos tratar. En éste punto, podremos mencionar todos los puntos en discusión, la historia que se ha tenido en la relación, establecer los límites que no se quieren traspasar, y las condiciones de la discusión.

Reunión para la resolución de conflictos

Posteriormente, para la resolución de conflictos, se entrará en la reunión revisando cada punto.
Durante esta fase se analizarán las percepciones por parte de cada interlocutor, evitando comentar las actitudes del otro. Algunos de los puntos tratados en la resolución de conflictos, serán sobre malentendidos, percepciones, actitudes que ha habido hasta la fecha, falsas expectativas, creencias, forma de comunicación, e incluso necesidades psicológicas de cada persona. Muy importante en esta fase es escuchar a la otra persona de manera profunda y atenta, intentando ponernos en sus sentimientos.

Evitar

Debemos evitar minimizar los sentimientos del otro, simplemente intentar entenderlos y darlos por buenos ya que son percepciones del otro y por tanto subjetivas. Si no escuchamos o aceptamos las percepciones y sentimientos del otro, la discusión sobre el conflicto se bloqueará sin poder avanzar, ya que el otro no se sentirá entendido. Esta fase de explicar los sentimientos propios tiene su propia metodología en la forma de expresarlos y además se dará durante toda la reunión.

Resolución del conflicto

Posteriormente se para la resolución de conflictos, definirá el problema a resolver. Deberemos de tener especial cuidado de no definirlo como un obstáculo o como un problema insalvable. El problema se definirá como punto de partida que dará lugar a una posibilidad de reunión y por tanto a la búsqueda de un mejor acuerdo entre ambas partes. Es muy importante este punto para construir sobre el problema y no para agrandar el conflicto. Tengamos en cuenta que muy a menudo la escalada de agresividad durante el intento de resolución de un conflicto parte de una mala gestión de este punto concreto.

Objetivos

Deberemos también redefinir los objetivos. En este sentido, la búsqueda de intereses compartidos será la fórmula de orientación. No busquemos en ganar posiciones sino en encontrar intereses conjuntos beneficiosos para ambas partes.

Propuestas

Posteriormente elaborar propuestas y diferentes alternativas que busquen dichos beneficios mutuos. En una primera fase lo que haremos será proponer alternativas sin juzgarlas, para posteriormente entrar en el análisis de las ventajas, las contingencias que debemos de considerar, los inconvenientes, o los posibles problemas de cambio entre las partes o con otras. Durante esta fase es muy probable que se entre en procesos de negociación. No intentemos ir al regateo o a una negociación por posiciones en el caso de tener un conflicto a resolver.
En resolución de conflictos la negociación debe de realizarse por consenso mutuo. Tengamos en cuenta que el punto de partida es probablemente negativo y por tanto no aguantará una negociación por posiciones o de regateo.

Planificación de las fases en la resolución de conflictos

Muy importante en la gestión de cualquier cambio es la planificación de las fases, tareas, responsables, y fechas de cumplimiento. De otra forma los cambios se quedan sólo en intenciones de cambio. Por tanto el establecimiento de un plan de acción por escrito y claro es uno de los elementos del éxito en los manejos de conflictos complejos.

Esta planificación podemos encontrarla en los cursos de resolución de conflictos.

 

Brad Pitt

Brad Pitt y conflicto con Angelina Jolie