Presentaciones eficaces.

Realizar presentaciones eficaces es un componente de diferentes elementos. No es únicamente el contenido, sino que el impacto de la presentación depende en su mayor parte de otros aspectos.

Le realización de cursos de presentaciones eficaces es por tanto una de las herramientas más importantes de éxito en el entorno empresarial. Desde persuadir, pasando por informar a llamar a la acción, las presentaciones son la clave de que el equipo se oriente en la decisión correcta. Adicionalmente, las empresas utilizan también las presentaciones como herramienta comercial.

Las presentaciones eficaces  son por tanto una herramienta rápida y eficaz de influencia, información, planificación, seguimiento y acción.

La comunicación en las presentaciones eficaces

El las presentaciones eficaces lo más importante no es la emisión del mensaje, sino su recepción.  Es por esto que en los cursos de presentaciones se deben de explicar los mecanismos de percepción de la audiencia. Y una vez que se entienden bien, exponer cómo comunicar a la audiencia para ser percibido en el mensaje exacto.

Debemos tener en cuenta que el ser humano está sometido a una gran cantidad de información, lo que hace que tenga que protegerse. Para esto tiene mecanismos como rechazar determinados mensajes, distraerse o utilizar patrones de comunicación. Hay que considerar estos elementos en un curso de presentaciones eficaces.

El principal problema de este objetivo es, por supuesto, las personas a quienes se está dirigiendo. El ser humano promedio posee un lapso de atención muy corto y un millón de otras cosas en las que pensar. Su trabajo durante la presentación consiste en atravesar esta niebla mental y mantener su atención lo suficiente como para expresar su problema.

Fijar los objetivos

En una presentación es muy fácil salirse del punto a tratar y perder el foco. Cualquier pregunta y comentario puede hacer que nos perdamos. Y también ocurre esto cuando estamos preparando la presentación. Un término, una imagen o una dificultad nos pueden desviar hacia otra dirección diferente a la necesaria.

Por esto hay que mantener siempre el objetivo en mente y no intentar conseguir muchos objetivos diferentes adicionándolos al principal. La audiencia encontrará muchas dificultades si no perciben una dirección clara durante la presentación. Como mucho podrá asimilar unos mensajes limitados y posiblemente aceptar tres conceptos clave encaminados a tres objetivos diferentes.

El target

Como afrontar los objetivos dependerá en gran medida del target. No todos los perfiles tienen los mismos intereses personales, capacidad de comprensión o facilidad de asimilación. Hay que identificarlos para poder realizar presentaciones eficientes. Una vez hecho, hay que adecuar el lenguaje y la rapidez de la presentación. Además siempre es interesante emparejar el interés de la audiencia con el objetivo de la comunicación. Sí la audiencia percibe valor personal para ellos relacionado con nuestros objetivos, es muy probable que la presentación sea todo un éxito.

La atención

Una vez en contacto con la audiencia, es importante captar su atención. En los cursos de presentación habrá que estudiar los “captadores de atención” y como utilizarlos tanto  para prepararlos como para después implementarlos. Estos captadores estarán tanto al principio de la presentación como a lo largo de la misma.

Estructura de las presentaciones

El diseño de la estructura de las presentaciones puede ser diferente, y habrá de estar ajustado al tiempo disponible y su variabilidad, a la audiencia y al objetivo. Algunas diferentes estructuras de presentación pueden ser:

Argumento secuencial

Es el más usado. Consiste en utilizar un orden cronológico, racional, u otro orden que lleve los acontecimientos sucesivos de la presentación.

Descomposición jerárquica

En esta forma de estructura, la presentación principal se descompone en áreas que se tratan a un nivel inferior, y cada área a su vez se vuelve a descomponer en otras de menor importancia.

Presentación estructurada por preguntas

Se comenta el problema y se van exponiendo los puntos fuertes y débiles de cada posible solución, hasta llegar a la recomendación.

Pirámide

En este tipo se expone de modo genérico y según va pasando el tiempo se va profundizando más y más. Este tipo de presentación permite crear mucho interés y también tiene la ventaja de poder adaptarse muy bien a recortes del tiempo disponible para la presentación.

Sandwich

Esta estructura está conformada por una primera rebanada de pan, compuesta por la presentación y captación de la atención, el relleno en donde está la parte principal de la presentación y la última rebanada que coincide con las conclusiones, tomas de acción y despedida.