Las habilidades soft, las “soft-skills”

Los conocimientos técnicos son fundamentales para una misión, pero no son suficientes, también es necesario confiar en las cualidades humanas, las habilidades soft. Estos rasgos de personalidad, que son buscados por las empresas, son esenciales para el éxito de su carrera. Inmediatamente después del perfil técnico (las hard skills) vienen las cualidades personales. Con iguales habilidades profesionales, a menudo son las habilidades soft las que marcan la diferencia entre 2 candidatos. 

¿Cuáles son estas habilidades que son particularmente apreciadas por las empresas y cómo pueden ser desarrolladas? En este artículo, le mostraremos cómo y por qué las habilidades soft son tan importantes.

Identificar las habilidades soft

Hay tres familias principales de aptitudes blandas:

  • las relacionadas con la comunicación (capacidad para comunicarse, sentido de comunidad, poder de negociación),
  • las que tienen que ver con la agilidad (apertura a la crítica, gestión del estrés, creatividad, flexibilidad, proactividad)
  • y, por último, las relacionadas con la personalidad (confianza en sí mismo, organización, empatía, fiabilidad).

Para encontrar las cualidades que le son específicas, recurra a sus experiencias personales y profesionales. ¿Qué habilidades personales le permitieron completar con éxito su última misión? ¿Cómo superó esta o aquella dificultad? Recuerde todos los momentos especiales en los que marcó la diferencia a través de los rasgos de personalidad y las cualidades que utilizó. 

Las habilidades soft más valoradas en la empresa

Hay muchas técnicas y herramientas para aumentar el potencial de la personalidad de uno. Todo lo que tienes que hacer es buscar en Internet para encontrar innumerables cursos de formación cortos o profundos. Si bien es innegable que ciertas características fundamentales de una persona son difíciles de cambiar, muchos puntos pueden sin embargo cultivarse a largo plazo.

Adaptabilidad

Esta es una cualidad indispensable en un mundo en el que las profesiones nacen, mueren y evolucionan a gran velocidad. Ya no pasas toda tu carrera en la misma y única compañía. El contexto cambia constantemente, y las empresas deben reinventarse cada día si quieren sobrevivir: las misiones se diversifican en función de las innovaciones, el trabajo diario cambia con nuevas herramientas y los estilos de gestión evolucionan.

Comunicación

Si es innegable que saber comunicarse es una cualidad esencial a todos los niveles, lo es aún más cuando se trata de dirigir un equipo. Transmitir sus mensajes de manera efectiva para que sean escuchados y entendidos, descifrar los códigos de la comunicación no verbal para que pueda adaptarse y evitar malentendidos, realizar una entrevista de reclutamiento, escribir un e-mail de manera apropiada, pedir un aumento, desactivar un conflicto, … La comunicación es la base de las relaciones saludables y serenas.

Empatía

Aunque esta capacidad de escuchar plena y atentamente a la otra persona, de sentir profundamente el estado emocional y cognitivo de la otra persona, es más difícil de percibir, no obstante es un pilar de la gestión.

De hecho, un gerente empático se sentirá más cómodo para resolver un conflicto, anticipar la resistencia al cambio, convencer eficazmente a sus tropas, etc.

Creatividad

Aquí está quizás una de las habilidades soft más buscadas en el mundo actual, en perpetua y rápida evolución, pero también una de las más “raras” y difíciles de detectar. Los trabajos de ayer se están volviendo obsoletos y poco a poco están dando paso a nuevos trabajos; están surgiendo nuevas actividades o formas de trabajo que son tan perturbadoras como inesperadas. Las empresas deben ser constantemente creativas e innovadoras para mantenerse en la carrera, adaptarse a estos nuevos mercados y formas de operar, retener sus talentos y/o atraer nuevos.

Por lo tanto, ser creativo para un empleador que no teme a lo desconocido, o intentar, cometer errores, rebotar y convertir sus trampas en una fortaleza para las próximas misiones.

Sentido del colectivo

Es bien sabido: solos, avanzamos, ciertamente más rápido, pero juntos, vamos más lejos… En la era de la transformación digital, el intercambio masivo de herramientas de colaboración y los métodos de gestión más participativos – cada vez más a menudo multifuncionales, el trabajo conjunto tiene más sentido que nunca.

 

Desarrollar las habilidades soft

Además de este trabajo personal, su séquito profesional puede ayudarle a identificar otras cualidades y áreas de mejora a través de la retroalimentación. Aparte de estos intercambios informales, la entrevista de evaluación anual es también una excelente oportunidad para continuar este trabajo sobre usted mismo.

En preparación, muchas empresas piden a sus empleados que rellenen una tabla de autoevaluación para hacer un balance de los éxitos y dificultades encontrados durante el año. Durante la entrevista, tu jefe puede acompañarte para reforzar tus habilidades humanas actuales o desarrollar otras nuevas a través de una formación específica (gestión del estrés, gestión de proyectos, coaching, …), porque las habilidades para la vida son algo en lo que tienes que trabajar. 

 

(conclusión)

Así, estas habilidades soft son más que necesarias en los negocios de hoy en día. Son una adición a las hard-skills, y son tan indispensables como estas últimas. Y usted, ¿está trabajando en sus habilidades sociales?